Inicio

Incapacidad permanente

Es la situación del trabajador que, después de haber estado sometido al tratamiento prescrito y de haber sido dado de alta médicamente, presenta reducciones anatómicas o funcionales graves, susceptibles de determinación objetiva y previsiblemente definitivas, que disminuyan o anulen su capacidad laboral. Puede tener los siguientes grados:

Incapacidad Permamente Parcial

Incapacidad Permanente Total

Incapacidad Permanente Absoluta

Gran Invalidez


Incapacidad Permanente Parcial

Es la que, sin alcanzar el grado de total, ocasiona al trabajador una disminución no inferior al 33% en su rendimiento normal para su profesión habitual, sin impedirle la realización de las tareas fundamentales de la misma.

La prestación económica consiste en una cantidad a tanto alzado, por importe de 24 mensualidades de su base reguladora. Subir

Incapacidad Permanente Total

La que inhabilita al trabajador para la realización de todas o de las fundamentales tareas de su profesión habitual, siempre que pueda dedicarse a otra distinta.

Le corresponde una pensión del 55% de su base reguladora. Si tiene más de 55 años y no trabaja, la pensión se eleva al 75% de la base reguladora. Subir

Incapacidad Permanente Absoluta

La que inhabilita por completo al trabajador para toda profesión u oficio.

Le corresponde una pensión del 100% de su base reguladora. Subir

Gran Invalidez

Es la situación del trabajador afecto de incapacidad permanente y que, por consecuencia de pérdidas anatómicas o funcionales, necesite la asistencia de otra persona para los actos más esenciales de la vida, tales como vestirse, desplazarse, comer o análogos.

La pensión que le corresponde es del 100% de la base reguladora más un complemento del 50% de dicho importe (cuando el hecho causante es anterior al 1/1/2008), destinado a que el inválido pueda remunerar a la persona que le atienda. Cuando el hecho causante sea posterior al 1/1/2008, la cuantía del complemento será:

 El 45% de la base mínima de cotización vigente, en el momento del hecho causante, en el régimen general.

 El 30% de la última base de cotización del trabajador, correspondiente a la contingencia de la que derive la incapacidad permanente.

No obstante, el complemento nunca puede ser inferior al 45% de la pensión percibida, sin el complemento.

Subir